¿Por qué algunas razas muestran variedad de colores de capa y en otras sólo hay un color? El universo de los colores.

¿Será que las razas tienen diferentes genes? No. Recordemos que todas las razas de la especie canina (Canis lupus familiaris, que de hecho es subespecie del lobo, Canis lupus) tienen los mismos genes pero no las mismas variantes (Blog 22-3 Todos los perros tienen los mismos genes, pero no las mismas variantes.). Resolveremos la pregunta de este blog a lo largo del mismo.

Primero, es importante entender que la coloración de la capa en los perros es el resultado de la interacción entre diferentes genes y entre diferentes variantes de cada gen. Hay dos pigmentos básicos, la eumelanina (negro) y la feomelanina (rojo). Producidos en células ubicadas en los folículos (raíz) del pelo, en capas debajo de la piel, mucosas y otros tejidos.

Varios genes modifican la cantidad o distribución de estos pigmentos. En el caso de la presencia de la eumelanina, negro, dichos genes producen otros colores como el hígado (café), azul (gris) o isabella (café pálido). Es decir, dichos genes diluyen o cambian la distribución de la producción de eumelanina. 

En cuanto a la feomelanina, esta produce coloraciones desde el rojo (como en el Setter Irlandés) a naranja, crema, amarillo o dorado.  Los genes que controlan la intensidad de la feomelanina, intensifican o diluyen el color rojizo. Este pigmento sólo se produce en el pelaje y sólo afecta al color del pelo, mientras que la eumelanina afecta al color de los ojos y la nariz. 

La ausencia de pigmentación produce el color blanco. En estos casos no hay producción ni de eumelanina o feomelanina. Esto puede verse en la totalidad del ejemplar, como el caso de los albinos o por patrones de manchas. 

Muchos genes influyen en el color de la capa, modificando estos dos pigmentos básicos. 8 genes principales están asociados al color del pelaje:

  • Locus E (Extention). Este locus es el causal de la eumelanina y la feomelanina. crea la máscara facial negra de muchos perros, así como los pelajes amarillos o rojos. Los cuatro alelos de este gen en orden de dominancia son: máscara melanística (Em), grizzle (Eg), negro (E) y rojo (e).
  • Locus A (Agouti). Este locus es responsable de los diferentes patrones de pelaje en el perro. La proteína Agouti controla la liberación de melanina en el pelo y participa en la alternancia entre los dos pigmentos (eumelanina y feomelanina). Las posibles variantes son: ASIPDY > ASIPSY > ASIPAG > ASIPBS > ASIPBB1, BB2, BB3 > ASIPa 
  • Locus K (negro dominante). Este gen controla los colores dominantes negro, atigrado y leonado. Este locus relativamente nuevo incluye coloraciones anteriormente vinculadas a otros genes como el Agouti
  • Locus B (brown). Este locus está relacionado con el color marrón, chocolate e hígado. Hay dos alelos marrones, B (marrón dominante) y b (marrón recesivo). Se necesitan dos recesivos (bb) para diluir el pigmento negro en marrón. Para los perros de la familia de pigmentos rojos o amarillos (feomelanina), el alelo marrón puede cambiar el color de la nariz y las almohadillas de las patas a marrón.
  • Locus D (dilution). Este locus es responsable del pigmento diluido que aclara el pelaje de negro o marrón a gris o azul o marrón muy pálido. Una mutación en el gen de la melanofilina (MLPH) es la causa de la dilución del color. Los dos alelos asociados a la dilución son D (dominante color completo) y d (recesivo diluido). Se necesitan dos recesivos (dd) para aclarar el pigmento negro a gris o azul y el rojo a crema.
  • Locus M (merle). Hay una variante normal (N, que no produce el merle) y las mutaciones dominantes que causan el merle en todas sus formas (Hay más de 20 mutaciones descritas) desde unas variantes crípticas (no muestran el clásico patrón merlado) hasta unas extremas llegando casi al albinismo. Este locus crea pelajes con manchas de forma irregular de pigmento diluido y color sólido. El merle sólo diluye el pigmento eumelanina (negro). Los perros con pigmento rojo o amarillo (es decir recesivos para el gen “Extention”: e/e, que produce la feomelanina), así tengan alguna de las variantes del Merle, no lo muestran pero pueden producir crías merle. Por ejemplo, en Border Collie, la coloración de los ejemplares “rojo australiano” se produce por la feomelanina y podrían ser portadores de variantes merle, dependiendo de sus ancestros, pero no lo muestran. Además, estas mutaciones pueden tener un efecto en la salud de los ejemplares. (El tema lo profundizaré en otro blog).
  • Locus H (arlequín). Este locus se asocia con perros blancos que tienen manchas negras y a menudo interactúa con el locus merle para crear diferentes combinaciones de manchas y colores. Es dominante (H), por lo cual una sola copia es suficiente para manifestar esta coloración. En presencia de dos copias dominantes, es deletéreo, es decir el animal muere. 
  • Locus S (spotting). Este locus se asocia con patrones de color de pelaje interesantes, como el piebald, el particolor y el blanco extremo, que producen pelajes con manchas blancas menos simétricas.

*En los últimos años se han encontrado otros genes cuyas variantes generan otro tipo de modificaciones en la eumelanina o feomelanina y puede que existan más.

Cada uno de estos loci funciona solo o en conjunción con otro locus para controlar la producción y distribución de eumelanina y feomelanina. Los esfuerzos combinados de todos los loci determinan el color del perro. Pero un perro de un color puede llevar colores ocultos en su acervo genético que pueden aparecer en sus cachorros. Por eso puede tener cachorros que no sean de ninguno de los padres. La manera para estar seguros de qué posibles variantes y coloraciones podrían tener los cachorros, es con un análisis genético.

Por último, es importante que los criadores tengan en cuenta la salud y el bienestar de los perros al seleccionar los apareamientos. Algunas combinaciones de variantes de genes pueden aumentar el riesgo de ciertas enfermedades, como la sordera en el caso de ciertas variantes de doble merle (No todos los doble merle tienen ese efecto, depende de qué variante sea), afectaciones oculares, de comportamiento etc… 

Respuesta a la pregunta del título del blog

Al conocer los genes involucrados y algunas de sus variantes, concluimos que todas las razas tienen estos genes, pero, en algunas razas se “han fijado” por selección artificial ciertas variantes. Por ejemplo, en los labradores actúan las variantes de dos genes, el E y el B. Pueden ser amarillos (e/e), negos (E/*) o cafés (E/* y b/b). (El * significa cualquiera de las variantes en el otro alelo). En esta raza, solo están presentes las variantes Normales (N) del D, S, M, K y H. 

Otro ejemplo, los Rottweiler, y Dobermann Pinscher son recesivos (N/N) para la variante K (negro dominante) y tienen las variantes del locus Agouti que producen el fenotipo conocido como tan and black: ASIPBB1, BB2 o BB3. En estas razas, solo están presentes las variantes Normales (N) del D, S, M, K y H. 

En otras razas como Border Collie hay diferentes variantes del E, B, M, D y S que producen toda esa gama de colores en los ejemplares. 

A manera de conclusión y reflexión, considerando que cada raza tiene un estándar de color de capa, la introgresión de colores ajenos a ese estándar muestran en general cruzamientos con otras razas y responde a una demanda mercantil de la crianza de caninos. En mi opinión se aleja del propósito de mejoramiento y conservación de las razas caninas. En nuestro caso, promovemos el análisis de los genes que tienen un impacto en la salud y bienestar de los ejemplares como el Merle (locus M) y el Arlequín (H).

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *