¿Por qué son claves los análisis por ADN en la cría de animales? 

El ADN es una herramienta que complementa y diferencia el buen trabajo de años de los criadores.

Puede que esté equivocado, pero el ADN ha llegado también para soportar el trabajo que han hecho también las asociaciones de crianza, de dar “fe” de que las crías son descendencia de extensos árboles genealógicos a garantizar con herramientas científicas esa información. En este blog voy a terminar los puntos de los blog anteriores y reflexionar sobre la importancia e implicaciones de estos análisis en la crianza de animales.

Resumiendo los pasos para el análisis genético.

  1. Toma de muestra.
  2. Envío de información y recepción de la muestra.
  3. Verificación de la muestra y de la información de la misma.
  4. Extracción de ADN.
  5. Amplificación del segmento de ADN seleccionado.
  6. Visualización del ADN.
  7. Asignación de valores encontrados por ejemplar.
  8. Análisis de la información genética.
  9. Elaboración de dictámenes.
  10. Envío de resultados.

8. Análisis de la información genética

Entonces, los análisis genéticos permiten:

  • Garantizar la genealogía de los animales.
  • Identificar características deseadas o no (tipo enfermedades) que tienen una base genética conocida.

Esto tiene una aplicación inmediata, en casos de parentescos y en selección de ejemplares que no transmitan enfermedades genéticas.

Verificación de parentesco

Nadie está exento a errores, la doble monta, el se saltó la cerca, la pajilla no era (menos común por lo que se hace en fresco) y por más cuidadosos que sean como criadores, cosas pasan. El ADN permite con más del 99.9% en casos de trío (padre, madre e hijo/a) y en más del 90% en casos de dúo (padre o madre con hijo/a) verificar el parentesco (Puedes encontrar más información en estos artículos: ADN en caninos y otro con más detalles).

Lo anterior varía dependiendo de la raza y del número de ejemplares de la población que se analice. Entre más emparentados y pocos individuos haya de una raza en la población que se analiza, menor va a ser la probabilidad de certeza. Imagínate dos casos donde hayan dos posibles padres de una camada, en el primero, los padres no tienen ningún parentesco y en el otro son dos hermanos completos. ¿En cuál crees que se puede diferenciar más fácilmente quién es el padre?

Selección de ejemplares sin enfermedades genéticas

El conocimiento es poder. Poder evitar en este caso el nacimiento de cachorros con alguna enfermedad genética conocida, afecta no sólo el bienestar del ejemplar, si no de sus posibles familias humanas que los acogen. Hay diferentes “tipos” de enfermedades hereditarias como hablamos en un blog anterior, entre las más conocidas están las monogénicas (causadas principalmente por mutación/es en uno o pocos genes), poligénicas (causadas por las mutaciones en muchos genes). También las monogénicas pueden ser dominantes o recesivas y en las poligénicas los genes interactúan (epístasis) entre sí.

La selección es más rápida para las monogénicas conocidas (por que muchas aún se desconoce su causa/mutación) que con las poligénicas que se mantienen por muchas generaciones. Dentro de las monogénicas, las recesivas son más difíciles de manejar sin un programa de selección genética, entre otras porque muchos ejemplares pueden ser portadores sin manifestar ningún síntoma, por lo cual continuarán heredando esas variantes en las poblaciones.

Aquí hay una lista de enfermedades genéticas disponibles: lista.

9 y 10. Elaboración de dictámenes y envío de reportes. Al final los dictámenes son una cadena de responsabilidades donde cada actor es primordial para la correcta identificación de las muestras, su análisis y su reporte. Cuando realizamos los reportes, de parentesco o enfermedades, seguimos una serie de protocolos internos para verificar la información de los ejemplares involucrados. Si hay casos de parentescos negativos, la verificación es más exhaustiva, ya que los errores pueden ser internos o externos (información de los ejemplares que recibimos fue mal digitada o errónea, tomaron la muestra al animal que no era, pusieron la muestra en el sobre que no era, no identificaron correctamente a los animales, las muestras estaban contaminadas o tomadas inadecuadamente…), o a la final porque hubo otro reproductor en el caso no reportado. Por esto, la importancia de cada etapa del análisis y poder hacer trazabilidad de las mismas para corregir o evitar futuros errores.

Entre más transparente sea la información en todos los puntos del análisis, se obtendrán resultados más claros. La prueba de ADN inicia desde la monta del criador hasta el reporte final del análisis genético.

Finalmente, quiero decirte gracias por leer estas líneas. Y también te invito a revisar, cuestionar, indagar la información que te doy… Y lo más importante, verifica en tu diario quehacer como apasionado/a criador/a.

Si quieres reenviar este correo a un amigo, responder a los mensajes, dar tu opinión, sugerencias, siéntete invitadisim@ a hacerlo.

¡Nos leemos en una semana!

Miguel

BSc. MSc. PhD.

Director Científico

Genética Animal de Colombia SAS.

Tel (+57) 601 479 2113

Bogotá-Colombia

www.geneticaanimal.co

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *