¿El COI (Coeficiente de endogamia, en inglés) sirve o no sirve?


La endogamia es un factor crítico en la crianza de animales domésticos. Hay diferentes maneras de medirla, cuando se mide (mirar solamente el pedigrí no es medirla). Los criadores pueden utilizar dos métodos diferentes para medir la endogamia: el análisis de pedigrí y el análisis de información genética.

Análisis de pedigrí

El análisis de pedigrí se basa en la información genealógica de los ancestros conocidos de un animal. Los criadores recopilan información de pedigrí para cada animal en una población y utilizan esta información para calcular un coeficiente de endogamia (COI). El coeficiente de endogamia es una medida de la probabilidad de que dos alelos de un animal en particular sean idénticos por descendencia. Es decir, que la información genética que tiene un ejemplar sea la misma y que venga del mismo ancestro por línea paterna y materna a la vez. Esto lo muestro en la siguiente figura:

Esquema de un pedigrí donde el alelo B que viene de uno de los bisabuelos paterno y materno se hereda a sus descendientes, hasta repetirse en el bisnieto B/B.

Para calcular el coeficiente de endogamia utilizando la información de pedigrí, los criadores analizan la cantidad de veces que un animal en particular aparece en el pedigrí del animal que están evaluando. El coeficiente de endogamia se puede calcular utilizando una fórmula que tiene en cuenta el número de veces que aparece cada ancestro en el pedigrí del animal. En esta página está el detalle: http://uvigen.fcien.edu.uy/utem/Popgen/pedigree.html

Una de las principales desventajas de este análisis por pedigrí tiene que ver que no contempla un proceso básico en el tema de la herencia biológica. No tiene en cuenta la recombinación genética cuando se producen los gametos (óvulos y espermatozoides). Esto lo podemos ver en el siguiente esquema que se ha difundido por redes sociales:

La figura muestra de manera muy general, con sus limitantes pero colorida, el por qué ningún hermano completo es igual a otro. El hecho está en que cada óvulo o espermatozoide de un ejemplar hembra y machos correspondientemente, es una combinación única del material genético de sus propios padres. Por lo cual, por cálculo de endogamia por pedrí (COI) supuestamente en la última generación, todos los 4 hermanos tienen el mismo nivel de variabilidad genética y evidentemente no lo es.

Análisis de información genética

El análisis de información genética utiliza la información de marcadores genéticos para medir la endogamia. Los marcadores genéticos son regiones específicas del ADN que son altamente variables entre individuos y se utilizan para medir la variación genética. De hecho nosotros en la empresa usamos algunos de esos marcadores genéticos para realizar los análisis de parentesco por ADN.

Para utilizar la información genética para medir la endogamia, los criadores solicitan el análisis de ADN de muestras de cada ejemplar para determinar sus marcadores genéticos. Además, debe haber una población de referencia de ejemplares con esos marcadores de una misma raza. Luego, los investigadores como nosotros utilizan estas muestras para analizar los marcadores genéticos y calcular el nivel de endogamia.

Hay diferentes metodologías para lo anterior, pero en resumen, estimamos la variabilidad genética individual respecto a la población de referencia para estimar la endogamia del ejemplar, entre los índices más usados están: Queller & Goodnight 1989, Lynch and Ritland 1999, entre otros.

Lo que hacemos en la actualidad es comparar diferentes índices para evaluar su confiabilidad. Esto lo hemos hecho en razas como Border Collie, Pointer inglés, Yorkshire terrier y Sabueso fino Colombiano. Algunas de las criadoras que usan este análisis están Mónica García (MONILUS), Nelly Bohorquez (Paca’s Village) y Claudia Garzón. De hecho hace poco Mónica usó esta herramienta para estimar la posible variabilidad genética de diferentes posibles cruzamientos para tomar decisiones en la planificación de montas. Tenemos a disposición esta herramienta para más de 50 razas en Colombia de las cuales ya tenemos datos suficientes.

La principal ventaja del análisis de información genética sobre el análisis de pedigrí es que proporciona una medida más precisa y objetiva de la endogamia. Los marcadores genéticos pueden identificar la cantidad de variación genética en una población, lo que puede ayudar a los criadores a tomar decisiones informadas sobre la cría de animales.

El análisis de información genética también tiene algunas limitaciones. Los marcadores genéticos solo pueden identificar la variación genética en las regiones del ADN que se analizan, lo que significa que es posible que no se detecte toda la variabilidad, al final es una estimación. Esto se podría superar con información genómica, pero es mucho más costoso. Es posible que en un futuro cercano sea más asequible. Además, el análisis de información genética requiere equipo y experiencia especializados.

Conclusión

En general, el análisis de pedigrí (COI) puede ser la única opción para estimar la endogamia de los individuos cuando sólo se tiene la genealogía como información. Sin embargo, el COI tiene un sesgo y falencias importantes que limitan su uso en la crianza de animales domésticos. El análisis de información genética proporciona una medida más precisa y objetiva de la endogamia, igualmente con sus limitaciones ya expuestas. Los criadores deben elegir el método de medición que mejor se adapte a sus necesidades y objetivos de crianza.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *